martes, 5 de febrero de 2013

Una llamada en mitad de la noche, de Víctor García Barquero

Mark es un policía al que han relevado de su cargo por un error, algo que cometió en el pasado y que no se nos desvelará hasta bien entrado el libro. Entonces pasa de la tensión y la acción de estar en el cuerpo de homicidios a estar en casa todo el día con su mujer.

Mark está enamoradísimo de su mujer y disfruta de cada uno de los momentos que pasa con ella, pero necesita acción. Así que decide montar una agencia de detectives por su cuenta. De repente recibe una llamada por la noche en la que se le indica cuál debe ser el local que elija de los que ha visto y no solo eso, sino que le proporciona casos y se los resuelve. Algunos de ellos la policía lleva tiempo ratreándolos sin éxito.

Mark irá tirando adelante con la ayuda de Marcus, su amigo y socio, y de su mujer. Pero ¿quién es la persona que le llama a medianoche? ¿quién le ayuda a resolver los casos? ¿por qué lo hace? y, sobre todo ¿cómo?

Estas incógnitas son las que llevarán al lector a estar en tensión y enganchado hasta el final.

El final, eso sí, está algo cogido con pinzas, pero comparado con el resto de la obra la verdad es que está compensado y la lectura ha valido la pena. Se nota un poquito que el autor es novel, pero creo que tiene estilo y que con la práctica puede llegar a regalarnos buenos thrillers o novelas negras.

Me ha encantado la elección de la portada de la novela, con ese ambiente lleno de niebla y tenebroso. Llama mucho la curiosidad.

Recomendable para el que quiera una lectura rápida y adictiva.

MI NOTA: 7/10

Esta reseña participa en la iniciativa de Kayena